Blogia

Cudeiro´s World

MUDANZA

Este blog se ha mudado a El Laberinto del Chinotauro

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Sitges 05

Sitges 05

Sigo pensando en el festival de Sitges. Mi presencia el año pasado no fue del todo satisfactoria, la considero más un acercamiento al mundo de los festivales y al propio microcosmos de Sitges que una experiencia cinéfila completa, si bien es cierto que me tragué unas cuantas películas que están entre lo mejorcito que he visto en estos últimos meses y me sirvió para ponerme aún más en contacto con el cine asiático, que hacía eones que lo tenía abandonado.
El caso es que el festival me ayuda a escapar de la monotonía de la vida diaria. Unas mini vacaciones devorando cine, me vienen de perlas para escapar de la realidad durante diez días. Este año, he decidido currármelo bien e ir documentadísimo sobre todas las películas que proyecten, no quiero que me pase como el año pasado que iba a la buena de dios y acabé sacrificando el visionado de Oldboy por ver Izo.
Mi gran pregunta es, qué nos podrá deparar este año el festival? Una selección de lo mejor de Venecia y Cannes? De momento yo creo que podemos contar con dos de mis películas más esperadas de este año “Sympathy for Lady Vengeance” y la última de Cronenberg “A History of Violence”. Pero a parte de estas dos grandes películas, se presupone, que más nos puede deparar el festival?
Mi sueño era una premiere mundial, de “Land of the dead”, pero el adelanto del estreno en todas partes del mundo por parte de Universal nos lo va a chafar. Creo que la película le hubiera venido como anillo al dedo al festival.
Le doy vueltas a los estrenos que podría haber, y veo poca cosa. Estará lista y podrán conseguir que se estrene la nueva película de Kitano? Podremos ver lo nuevo de Lucky McGee, el creador de May, titulado “the Woods”? Nos acabarán colando algún subproducto como “Boogeyman”? Tiene “Saw 2” muchas papeletas de ser proyectada?
Lo que es seguro, es que veremos muy posiblemente la nueva película de Balagueró y alguna que otra cosa de la Fantastic (como el año pasado se vio Rottweiler, de la cual me libré afortunadamente)
La verdad es que estoy impaciente por saber que nos deparará este año el festival, se que prometí hacer un resumen de todo lo que vi el año pasado, pero el cansancio con el que llegué a Madrid fue realmente grande. No me quedaron ganas de hablar de cine durante unas semanas y por supuesto de no volver a pisar una sala de cine (como así hice). Es lo maravilloso de este festival, que alguien que adora el cine, pueda acabar cansándose después de haber visto tanto, durante tan poco tiempo.

Espero que el nivel de este año esté acorde con mis expectativas y pueda volver a pasar grandes ratos en el Auditori, Retiro y Casino, como hice el año pasado.

Nos vemos en Octubre por Sitges.

Yo no he estado en Cannes

Yo no he estado en Cannes

Cuanto tiempo sin pasarme por estos rincones blogeros de Dios y darme cuenta que tengo nuevos lectores. Bienvenidos seais todos.

He estado muy ocupado durante estas semanas, primero pensé en hacer una mini review exclusivísima del Episodio III para el blog cuando la vi por primera vez, pero descarté el asunto ya que lo que quería explicar estaba lleno de spoilers y no era cuestión de joder la película al resto de la humanidad; además que me debo a mi medio (Ociojoven, gran página donde las haya) y me dediqué en cuerpo y alma a que fuera la primera review española y creo que lo logré, al menos nadie ha tenido huevos de rebatirmelo, lo cual es buen indicio.
Mucho ha llovido ya desde entonces, cuando estaba entusiasmado con Star Wars, 4 días desde su estreno han bastado para que esté hasta los huevos de ella, efecto similar al que sufrí con el Señor de los anillos. Me aburren los fenómenos de masas, me estoy volviendo un "friki" jodidamente raro y elitista, el otro día tenía ganas de matar a cientos frikis en Kinepolis que iban "disfrazados" para el estreno de Star Wars. Esto no sería raro, si no fuera porque lo dice alguien que fue con 10 años disfrazado de Luke Skywalker a los carnavales de su colegio. En fin, creo que cada vez estoy peor, el día menos pensado me da por hacerme seguidor del cine asiático y entonces si que definitivamente habré tocado fondo.

Bueno, a lo que iba. Esta semana se ha celebrado el famoso festival de Cannes, ese que dicen que es el más prestigioso festival de cine del mundo, donde siempre presentan obras los mismo tarados de siempre y donde el resto de los mortales estamos más pendientes en el desfile de escotes por la alfombra roja, que de ver como los franceses demuestran al mundo que son "lo más" cuando se habla de cine..
Reconozco que me muero por ir al festival, negarlo sería de ser un cínico, al año que viene voy a intentar conseguir acreditación (con dos huevos y un palito) y plantarme en el festival, aunque solo sea por llamar estafador a David Lynch, que presentará allí su próxima tomadura de pelo.
El caso es que en un ejercicio de clarividencia cinematográfica y por supuesto sin haber visto las películas, voy a analizar lo más importante que se ha presentado por esos lares.

Last Days (Gusano Van Sant): Reconozco que Van Sant me excita, me pone de una mala hostia que para qué. Mi cara de encabronado después de salir de ver Elephant de un cine de mala muerte, debió ser antológica y ahora al buen hombre le ha dado por retratar a mi particular anticristo: Kurt Cobain. Toda una generación de jovenes echada a perder, por escuchar a este fumeta colgao de Seattle, que mascullaba la letra de sus canciones. Nunca le agradeceré lo suficiente a Courtney Love que lo se cargara y librara al mundo de semejante lacra. Como no entiendo mucho de música, siempre me he preguntado a donde habrán ido a parar esos "grunges" que había por el mundo. Seguramente estarán preparando las maletas para acudir al FIB o algun festival de esos de modernillos.
La película? Pues será una mierda de inmensas dimensiones, donde Van Sant se dedicará a hacer el gilipollas con la cámara, mientrás los actores dirán "supuestas frases transcendetales" que llegarán a lo más hondo del corazón de algunos. En un ejercicio de masoquismo sin límites, prometo solemnemente ir a ver la película cuando se estrene en España.
Algún día escribiré el por qué de mi odio bestial para con este hombre

Manderlay (Lars Von Trier) Éste lo tiene facil. Más bajo que poner a la payasa de Bjork de protagonista no se puede caer. Dogville no estaba mal, lo reconozco. El odio hacia este nórdico coñón me puede, pero las cosas como son, la película me acabó gustando la segunda vez que la ví. Aun así esta segunda parte es un más de lo mismo, pero sobre el tema del racismo y cambiando a Bryce Dallas Howard por Nicole Kidman (eso que ganamos). Como gran autor excéntrico que es. se ha permitido el lujo de cargarse un burro, para su "obra", y yo como buen hijoputa que soy, no me voy a cansar de recriminárlo en cuanto me surja la oportunidad.

Where The Truth Lies - Atom Egoyan Hidden - Michael Haneke Los meto en el mismo saco. Clásico ejemplo de directores festivaleros donde los haya. Reconozco que los dos tienen gran talento sobre todo Egoyan (adoro "El dulce porvenir"), pero reconozco que ver que año tras año, presentan sus películas y que son alabados hasta la saciedad por el mismo grupo de críticos de siempre y luego ver como sus películas pasan desapercibidas una y otra vez, y que no eran tan buenas como nos querían hacer ver, cansa, y bastante además.

A History of Violence Me estaba esperando a ver como recogía la crítica la nueva de David Cronenberg. Basada en un comic, producida por una major hollywoodense y con un protagonista con tirón como Mortensen, más de algun critico estaba afilando ya los cuchillos. Pero mira por donde, que salvo algún gilipollas que la ha acusado de fascista (a algunos se les llena la boca cuando pronuncian la dichosa palabra), ha sido muy bien recibida, perse que no se ha llevado nada.

Election - Johnny To Los cinéfilos asiáticos ya están de enhorabuena, uno de sus cineastas mas cools y molones, elegido para la sección Oficial del Festival, ya se lo pueden tirar en cara a cualquiera que ose dudar del realizador. Personalmente solo he visto "Breaking News" suya, no tengo nada contra él, pero salvando el impresionante plano secuencia con el que comienza la película, me parecía estar viendo un bodrio más típico de un telefilm de Tom Berenger (sustitúyase a su gusto por Dolph Lundren, Rutger Hauer o Dennis Hopper).

Broken Flowers - Jim Jarmusch La crítica vuelve a alabar a Bill Murray por hacer de Bill Murray. Enhorabuena, lleva repitiendo la misma actuación desde hace 30 años y ahora alabáis su cambio de registro? Enhorabuena por darme la razón cuando decía que Bill Murray merecía un Oscar por "Los Fantasmas atacan al jefe"

Sin City- Robert Rodriguez Ha dejado un sabor agridulce entre la prensa especializada, así que Obra Maestra. Que estropeado está Mickey Rourke, me niego a dejarlo sin comentar

Matchpoint -Woody Allen Ya tiene la coletilla de que es el mejor Woody Allen de los últimos tiempos. Joder, cada película suya la misma historia y luego resultan que son todas mediocres a más no poder. Son históricos mis ronquidos en "Todo lo Demás". Sale la guapísima Scarlett Johansson, que se toma un descanso de tanto cine de autor con Michael Bay y Bob Esponja y se decide a rodar algo "más serio".

Palmarés Oficial Cannes 2005

Palme d'Or --
L'ENFANT de Jean-Pierre y Luc DARDENNE

Grand Prix --
BROKEN FLOWERS de Jim JARMUSCH

Premio Mejor Actor --
Tommy Lee JONES por THE THREE BURIALS OF MELQUIADES ESTRADA

Premio Mejor Actriz --
Hanna LASLO por FREE ZONE

Premio Mejor Director --
Michael HANEKE por CACHÉ

Premio Mejor Guion --
Guillermo ARRIAGA por THE THREE BURIALS OF MELQUIADES ESTRADA

Premio del Jurado --
SHANGHAI DREAMS de Xiaoshuai WANG

Camara de Oro --
(Premio Compartido)
SULANGA ENU PINISA (The Forsaken Land) de Vimukthi JAYASUNDARA
ME AND YOU AND EVERONE WE KNOW de Miranda JULY

Mejor Corto --
PODOROZHNI (Wayfarers) de Igor STREMBITSKYY
Mencion Especial para - CLARA de Van SOWERWINE

Viendo el palmarés yo me muero por ver la película de Tommy Lee Jones, supongo que habrá estado ahorrando esfuerzos y dinero a base de participar en bodrios para dirigir esta película. La han comparado al cine de Peckinpah, ahí queda eso.

Carta abierta al Sr Ridley Scott

Carta abierta al Sr Ridley Scott

Querido Sr Ridley Scott:

Hoy he tenido el placer, desgracia más bien, de ver su última tropelía detrás de las cámaras en este loco mundo que es Hollywood. “El Reino de los cielos” le ha llamado, y es ahí donde sospecho que ha ido a parar su talento. Hacía tiempo, que no veía una película tan mal contada y con una narración y puesta en escena tan lamentable como la que tiene su película. ¿En qué narices estaba pensando para aceptar semejante mierda de guión? ¿Su película es victima de los cortes brutales realizados por un atajo de malvados productores o más bien de la mediocridad del entorno que le rodea, y en el que por supuesto le incluyo?
Leo en la prensa, que quiere alargar su película hasta las 3 horas y 45 minutos de duración. Si no ha sido capaz de contar algo que enganche al espectador durante 2 horas y media, ¿lo va a lograr con más metraje? Sabe perfectamente que no, pero se excusa en un posible montaje definitivo en DVD, al ver que el producto que acaba de entregar al espectador es poco menos que decepcionante. Desengáñese, este subproducto no es Blade Runner y un Director´s Cut no va a añadir nada destacable, en todo caso puede cargarse aún más la película, como ya demostró en su día con ese ridículo DC de Alien que sacó en cines y que es poco menos que insultante hacia uno de sus mejores trabajos.
Lo vi hace poco también en la televisión, se ve que los años no pasan en balde para usted y que su parecido con mi amado Wes Craven es cada vez mas preocupante, tanto físicamente como cinematográficamente, pero al menos el bueno de Wes, conserva un cierto sentido del humor que hace a sus obras mas “tragables” a diferencia de sus últimos peñazos.
De verdad, que el visionado de su película me ha llegado al alma, tanto, que me he decidido a escribirle desde mi somnoliento blog que hasta ahora dormía en el más profundo de los letargos, al igual que más de un espectador durante las proyecciones de El Reino de los Cielos.
No quiero extenderme mucho más, ya que no quiero ahondar mucho más en su herida y quiero olvidar rápidamente semejante desliz, en una ya de por si, demasiado irregular carrera que ha sido capaz de regalarnos dos obras maestras absolutas como Blade Runner o Alien y regalarnos tostones míticos como La teniente O Neill, Tormenta Blanca o la misma El Reino de los Cielos. Sin más se despide un ex admirador, que le desea un rápido retiro del mundo de la realización para no manchar aún más el buen nombre que conservaba anteriormente en la industria.

Atentamente

Chinocudeiro

PD: No estaría de mas, que me devolvieras los 6 euros de entrada que he pagado por ver la película, joputa.

El cine de terror que nos viene

El cine de terror que nos viene

Los grandes estrenos me cansan, me la sopla “El reino de los cielos”, “Batman Begins” me causa una gran indiferencia, “La Guerra de los mundos” no me acaba de convencer y tan solo tengo ganas de Star Wars, algo me debe estar ocurriendo, cuando aparte de Sin City mis otras dos películas más esperadas del año son del género de terror, una la vi ayer (Cursed) y otra la veré en Julio (The Amytiville Horror), pero repasando, repasando, creo que este va a ser un buen año para los aficionados al género de terror, y es que entre subproductos de clase B, remakes asiáticos, mas patochadas asiáticas y alguna cosilla interesante nos vamos a hartar de terror esta temporada. Así que vamos a repasar lo que nos va a llegar:

The Boogeyman

No estrenada en España y no tengo ni idea de si lo harán o quien lo traerá (en Estados Unidos es Columbia quien la distribuye). Producida por Sam Raimi, que está empeñado en traernos abortos como el remake de Ju On y su futura secuela, arrasó en las taquillas americanas en temporada baja (algo que no tiene mucho mérito pero que Elektra, por ejemplo no consiguió). Sigue los derroteros de Darkness Falls, pero esta vez con el Hombre del saco en vez del hada de los dientes. Protagonizada por Barry “Secuestrando a la Srta. Tingle” Watson y con la aparición de Xena. Supongo que será una película mediocre, intentando imitar al cine de terror asiático. Mal asunto, pero aun así la quiero ver y es posible que la compre en dvd nada mas salir en Zona 1, soy un “enfemo”.

The Amityville Horror

Recién estrenada en USA, se trata de una de mis películas más esperadas del año. Producida igual que La Matanza de Texas por el gran Michael Bay, se basa en la historia real de los supuestos hechos que ocurrieron a la familia Lurtz después de mudarse a la famosa mansión.
Es debilidad personal, pero me apasiona todo lo que tiene que ver con Amityville, tengo un libro sobre el temo y un par de reportajes y es uno de los sucesos paranormales que más me interesa de la historia reciente. Para que os hagáis una idea la película estará a medio camino entre Poltergeist y El Resplandor.

La casa de Cera

Nueva producción de Dark Castle (Silver y Zemeckis) dirigida por un español, al que le han encalomado a Paris Hilton en su ópera prima. Toma carta de presentación ! Partiendo de el hecho de que la película va a ser puesta a parir, sea cual sea su resultado final, me parece que estamos ante una copia casposa del remake de La Matanza de Texas, solo hace falta ver el trailer que circula por Internet para darse cuenta. A mi las producciones de Dark Castle me parecen todas una mierda, y esta no tiene pinta de ser la excepción. Por salir, sale hasta Elisha Cushbert fea.

El Exorcista: El comienzo (made in Paul Schrader)

¿Llegará aquí? ¿Quién sabe? De momento Warner no la tiene en la lista de lanzamientos, lo que puede ser sinónimo de que NO. De todas maneras, si algo bueno tiene Internet, es que como no llegue se la va a bajar todo el tato, y esta vez si que estará justificado.
Creo que la película, va a ser como mínimo inquietante, lo poco que muestra el trailer ya lo es, y por supuesto va a ser mejor que la mierda de versión que hizo Harlin. Será una ocasión de oro, para ver lo ineptos que son los mandamases de Hollywood, o no?

Land of the Dead

Se adelanta su estreno en USA (y en España). Bueno o malo? Pues bueno, porque es decisión de Universal, que por lo visto se ha corrido con el material que le ha enseñado Romero, y malo, porque el verano no es una época para ver películas de miedo.
Zombis de la vieja escuela, espero que violencia por un tubo en un mundo apocalíptico, una tia buena (Asia Argento) y aguantar al insoportable John Leguizamo.
Tengo un amigo que no caga con esta película, y en su vida había hablar de Romero, eso quiere decir que están haciendo las cosas bien, si convencen al público mas “casual”.

Dark Water

Otro remake del insoportable Hideo Nakata, firmado por Walter Salles, al que no se que coño se le ha perdido en esta película. Jennifer Conelly busca un water oscuro donde vomitar y seguir con su increíble dieta bulímica, cuando está demostrado que está mucho más buenorra con esos kilitos de más que tenía antes. Me niego a hablar de la película, estoy de remakes de películas mediocres japonesas hasta los huevos.

The Devil´s Rejects

Rob Zombie vuelve a la carga con la secuela de La Casa de los 1000 cadáveres (+1 porque a mí me mató su película). Asesinatos Natos meets La Matanza de Texas, todo ultra guarro, ultra casposo y ultra sangriento. Habrá que verla

Nightwatch

Esa película rusa de la que todo el mundo habla en internet por su majete trailer y porque ni Dios sabe de que va. Yo solo conozco a una persona que la haya vista, y me ha dicho que no es para tirar cohetes, mal asunto. A mi me huele a un Underworld, todavía más cutre (si, mis queridos amigos, eso es posible)

The Skeleton Key (aka La Llave maestra)

Algo de innovación en el género, Kate Hudson y el gran Peter Sarsgaard, en una película de terror sobre santería en Nueva Orleans. Su trailer me ha llamado la atención, siempre es agradable ver propuestas nuevas dentro del género

The Cave

Screen Gems, los cabrones que nos trajeron joyas como la secuela de Anacondas, Boogeyman y demás joyas, nos trae ahora otra película de miedo con criaturas que nos vemos, en una cueva muy oscura donde no se ve una mierda, y donde los protagonistas van desapareciendo uno a uno, hasta un enfrentamiento final donde se revela la criatura.

The Woods

Lo nuevo de Lucky McKee, director de May. ¿Alguna razón más para verla? Sale Bruce Campbell. ¿Otra? Le quitó el título a la mediocre última película de Shyamala. Obra maestra, ya solo por eso.

The Exorcism of Emily Rose

El único caso de exorcismo reconocido por la iglesia. Moooooooooola. Terror adulto con gente de la talla de Laura Linney y Tom Wilkinson, apuntada en la lista de imprescindibles desde YA.

The Fog

Remake de la mítica película de Carpenter, protagonizada por el carapalo de Tom Welling y el cuerpazo de Maggie Grace (“Lost”). Dirige el inútil que hizo Stigmata, al que le siguen permitiendo hacer películas por lo visto. Se está rodando ahora y se estrenara en octubre en USA. Manda huevos. Se atreverán al final a hacer un remake de "The Thing"? Hagan sus apuestas

Doom

La han retrasado hasta Octubre. Mal rollito, seguro que los CGI cantaban por bulerías. Me gusta el reparto, me da que The Rock las va a diñar rápido en la película y el prota pasará a ser Karl Urban, algo así como Decisión Crítica, pero tampoco me hagáis mucho caso, son elucubraciones mías. En todo caso, dirige el que perpetró cosas como “Romeo debe morir (y su director también)”

Me dejo la más grande para el final. QUE COÑO PASA CON ALONE IN THE DARK? QUEREMOS VER LA ULTIMA DE UWE BOLL EN CINES, JODER. En USA, se va a editar en DVD, obvia decir que es más mala que un tumor.

Se que no actualizo tanto como quisiera, pero os quejareis, cada vez que actualizo, lo hago a lo grande.

Trey Parker y Matt Stone: El final de la trilogía

Trey Parker y Matt Stone: El final de la trilogía

Momentos duros, colegas. Ando más liado que una puta en época de ferias inmobiliarias. Mucho cine por ver y visto, y muy poco tiempo para comentar, y yo dejando tirados a los que antes eran mis fieles lectores, por mi jodida vagancia. Pero como decían los hermanos (y hermana) Wachowski, todo lo que tiene un principio tiene un final, así que aquí está el final de la trilogía de artículos sobre Trey Parker y Matt Stone.

South Park: Más grande, más largo y sin cortes:

Ante el éxito arrollador de su serie, a Parker y Stone se les ofreció la oportunidad de plasmar su particular visión de Colorado en la gran pantalla y llevar a Cartman, Kenny, Kyle y Stan a la gran pantalla en una alocada película. Partiendo de un argumento ya desarrollado en uno de sus capítulos (aquel en que los padres eran catapultados contra las oficinas de una televisión como medida de protesta contra un programa de televisión) ampliado hasta límites insospechados y repleta de mala leche y fina ironía, el film se presentaba como un malvado homenaje a las cintas de Disney, con retahíla de canciones incluida.
A mi personalmente, el largometraje me encanta, pero no se, lo veo como demasiado impersonal, no tiene esa carga de humor absurdo que si tienen todas sus otras películas, vale que los diálogos son geniales, las canciones lo son aún más y ridiculiza todo lo ridiculizable y más, pero no lo veo tan genial como la quieren pintar alguna.
Del universo de South Park, siempre me quedaré que ese genial episodio que es “Cartman joins NAMBLA” donde el susodicho se une a un grupo de pederastas. Simplemente BRUTAL.

Team América: La policía del mundo

“Team América: La Policía del Mundo”, es un soplo de aire fresco en una cartelera demasiado cargada de mediocridades durante este mes de Marzo. Una comedia irreverente, que no deja títere con cabeza, y dotada de un humor absurdo, que pocas veces veremos más en una sala de cine. Pero lo que no es Team América es una segunda parte de “Fahrenheit 9/11”, la película no es una crítica explícita al gobierno de Bush para eso ya están otros, es ni más ni menos que una parodia a todas las películas de acción que se vienen haciendo los últimos años en Hollywood, en especial todo la filmografía del productor Jerry Bruckheimer. Y es así como principalmente funciona, Team América, como parodia de un tipo de cine patriótico, rancio y lleno de valores propagandísticos, tan pasados de fecha y caducos como el propio presidente de su país.
Con un guión tan simple y efectivo como el de cualquier película de acción actual y con todos los tópicos del género (protagonista con trauma no resuelto, romance de telenovela barata, malo malísimo con ganas de dominar el mundo y secuencias de acción a cada cual más trepidante), la cinta aprovecha de paso para despotricar contra el podrido mundo de la izquierda intelectual estadounidense (¿para cuando un Team Spain?) y su falsa manera de adoctrinar al mundo con sus vacuas opiniones. Actores como Sean Penn, que escribió a Parker y Stone una carta llena de insultos y quejas por haber ridiculizado su opinión sobre la invasión de Irak, Susan Sarandon, Samuel L Jackson, Matt Damon o Alec Baldwin, son ridiculizados y humillados a lo largo de la película para divertimento del espectador y escarnio del famoso de turno, a los que en su mayoría un baño de humildad no les viene nada mal.
Una película totalmente recomendable para todos aquellos que les gustar ir contra el orden establecido, y “saltarse a la torera” todos los cánones y normas impuestos por la sociedad, un canto contra la hipocresía de Hollywood y una divertidísima película que agradará a todos aquellos que no vayan con ideas preconcebidas sobre la película. Totalmente imprescindible y sin lugar a dudas una de las mejores cintas del año. Fuckin´ masterpiece.

Trey Parker y Matt Stone: Maestros de la irreverencia (II)

Trey Parker y Matt Stone: Maestros de la irreverencia (II)

Trey Parker y Matt Stone: Maestros de la irreverencia (II)

Bueno, siento el paron repentino pero ando liado de cojones con varios asuntos. Mi vida ahora mismo es un absoluto caos, mal que me pese, y mas que nada es por falta de tiempo y de ganas para hacer las cosas. Cuando llego a mi casa lo único que me apetece es navegar por internet, con una mano en el paquete y la otra en la nariz, y de vez en cuando ponerme en el dvd alguna peli. Así ando con artículos pendientes de un montón de pelis, que me tengo que currar en una semana de locos.
Bueno repasemos la filmografía de Parker y Stone, tras esta pseudo-introducción:

Cannibal: The Musical: Primera y más extravagante obra de este par de genios. Producida por la legendaria compañía de Lloyd Kauffman, Troma Films, es una obra absolutamente bizarra y no recomendada para paladares finos. Cutre hasta decir basta, y surrealista hasta límites insospechados, ya apunta algunas de las señas de identidad de la pareja.
Especie de parodia-homenaje al musical de éxito en aquellos momentos en América, “Alabama”, la película cuenta la historia más o menos real de Alfred Packer, el primer caso de canibalismo “oficial” de la historia reciente de los Estados Unidos.
La película no es ninguna maravilla es verdad, pero tiene un toque absolutamente bizarro y delicioso, y las jodidas canciones son la mar de pegadizas. En este película también coincidirían con uno de los actores que más amo del mundo, Diane Bachar.
No os perdáis la canción, “Lets build a Snowman” simplemente genial. La película la podéis encontrar en vuestro animal de carga favorito y en dvd en Zona 1, con uno de los audiocomentarios más delirantes que existen (el dvd carece de subtítulo alguno aviso)

Orgazmo: Casualidades de la vida, resulta que el otro día me llego por fin la recién salida del horno, nueva edición de Zona 1 de Orgazmo, la segunda y mucho mejor película del dúo.
Esto me tendría que dar vergüenza contarlo, pero es algo de lo que ya carezco hace tiempo. En mis años mozos (tengo 21, pero estoy muy cascao), yo era gran aficionado a las revistas culturales (lease Playboy y Interviú básicamente), y una vez me compré un Playboy que venía con un reportaje de las películas más calientes del año (obviamente que el reportaje no fue la principal razón de mi compra) y leyéndolo vi una foto de un hombre con una polla una cabeza vestido de superhéroe, tal visión se me grabó en la mente a fuego ( y a quien no). Así que un día en uno de mis continuos paseos por mi antiguo videoclub, me dirigí a la sección de comedia y ahí estaba, en un reluciente VHS, “Orgazmo”, me di dos o tres vueltas, por la sección de Disney (toma disimulo) y decidí coger la cinta, poco menos que silbando. Si no fuera porque el “videoclubero” ya conocía mi afición a alquilarme películas no muy recomendables para mi edad, diría que hasta me dedicó una mirada de desaprobación, pero serían cosas de mi imaginación.
De la película, poco os puedo contar, OBRA DE CULTO. Trey Parker es Joe Young, un mormón que sin quererlo ni comerlo, se convierte en la estrella porno más rutilante de la época, a la vez que combate el crimen en las calles, vestido de Orgazmo con su flagrante Orgazmoreitor. Imprescindible, no se como alguien puede vivir sin ver esta película. Apariciones de Julie Ashton, Chasey Lain, Ron Jeremy y SANCHO, pero sobre todo un personaje grabado en la retina de todos los que la hemos visto CHODA BOY, el gran Dian Bachar, su estilo del hamster perdurará en nuestra memoria colectiva.

Baseketball: Por alguna extraña razón es la película menos conocida del dúo, y de la que se rumorea que reniegan en los mentideros de Hollywood. Dirigida por el rey de la comedia descerebrada Jerry Zucker (a saber responsable de buena parte de la saga Agárralo como puedas, Top Secret o Scary Movie 3), la película es una estupenda parodia al mundo de los deportes americanos. Doug Remer y Coop Cooper son dos matados de la vida, que dedican su vida a rascarse las bolas (me recuerdan a alguien), unos de esos mal llamados por los americanos “losers”. Un buen día y casi sin quererlo, inventan de la nada un juego llamado Baseketball, que es una extraña mezcla entre el basketball y el baseball. Sin que nadie sepa el como y el por qué, el deporte pasa a ser nacionalmente conocido y a ser practicado en todo el país hasta el punto de formarse una liga nacional, con Remer y Cooper de rutilantes estrellas. Es en estas cuando aparece de nuevo el gran Dian Bachar, para regalarnos otro personaje memorable, el gran CANIJO SCOLARI (este Scolari si que es bueno y no el entrenador). Me acuerdo que la primera vez que la vi en un pase del plus, hará tropocientos siglos estuve al borde de ahogarme al no poder dejar de reírme durante ciertas escenas de la película.
Si es verdad, que no tiene la mala leche que tienen otras películas del dúo y es que esta vez solo se dedican a actuar, pero la película es jodidamente divertida, y yo me lo pase genial viéndola, hasta el punto que mis amigos y yo nos juntábamos para jugar partidos de baseketball en las canchas (esto es lamentable o entrañable se lo dejo a su elección).
Mención aparte merecen los Psychofallos, sin duda lo más absurdo, grotesco y genial de la película. Baseketball está editada en DVD por Universal desde hace tiempo a un precio bastante barato la verdad, una obra imprescindible :)

Bueno el artículo me ha quedado más largo de lo que creía, así que esta noche prometo hacer la tercera parte, dedicada a South Park: Más grande, más largo y sin cortes y Team America.

PD: La mierda de Blogia cada dia va a peor, a ver si se ponen las jodidas pilas

Trey Parker y Matt Stone: Maestros de la irreverencia (I)

Trey Parker y Matt Stone: Maestros de la irreverencia (I)

Era prácticamente obligatorio que tarde o temprano acabara hablando de dos de mis mayores ídolos actualmente en la industria del cine, esos dos cabronazos que responden a los nombres de Trey Parker y Matt Stone.

Trey Parker es la cabeza pensante de este monstruo bicéfalo. Co-creador de la serie de animación South Park, conoció a Matt Stone, en la Universidad de Colorado. Estudiando ambos en dicha universidad, empezaron a producir varios cortos cómicos entre los que destacaba uno entre todos, “Frosty vs Santa Claus” que daría lugar más adelante al corto que les haría saltar a la fama. Ya por separado y sin la ayuda de Stone, Parker dirigió “American History” premiada por la Academia de Alumnos de cine.

En 1994, escribió, dirigió y protagonizó su primer largo, “Cannibal: The Musical”, una hilarante comedia gore musical producida por la legendaria productora de serie Z Troma. Cannibal parodiaba al famoso musical de éxito en USA, “Alabama”, pero a su vez basado en el primer caso de canibalismo en la historia de Estados Unidos. La película, auténtica obra de culto en los círculos underground llamó la atención de Brian Graden, por aquel entonces ejecutivo en FoxLab y actual presidente de programación en MTV/VH1. Graden les encargó la creación de un vídeo navideño con el que poder felicitar a sus amigos. De esta manera nació “The Spirit of Christmas” un corto animado de cinco minutos de duración donde aparecen Jesús y Santa Claus peleándose por obtener el papel protagonista de las fiestas de navidad mientras los niños, que guardaban gran parecido con los personajes de South Park, les miran atentamente. Galardonado con el premio de los Críticos de Los Ángeles a la Mejor Animación, el cortó no tardo en convertirse en uno de las comidillas de Hollywood, promovido entre otros por el famoso George Clooney que fue uno de los grandes impulsores para que ficharan a Parker y Stone.

Después de una gran lucha por hacerse con los servicios de estos dos genios, “South Park” debutaría el 13 de Agosto de 1997, convirtiéndose desde el primer momento en el programa con más audiencia de la historia del canal de televisión Comedy Central.

Con South Park como seguro de vida, Parker dirigiría y protagonizaría su segundo film, “Orgazmo”. Una parodia sobre las películas de superhéroes, que narra las andanzas de un joven y virginal mormón en el truculento mundo del porno.

La película, que no fue un gran éxito y pasó casi desapercibida, llamó la atención del legendario director David Zucker, responsable de películas como “Top Secret”, dos partes de “Agárralo como puedas” o la reciente “Scary Movie 3, quién ofreció a los dos jóvenes la oportunidad de participar en su próximo proyecto como pareja protagonista. La película sería “Baseketball”, una divertidísima sátira sobre el mundo del deporte norteamericano, donde dos vagos redomados llegan a convertirse en estrellas nacionales de un deporte que ellos mismos inventan.

Un año más tarde, llegaría el año de la confirmación de Parker dentro de la industria del cine, con el largometraje sobre su serie de animación South Park. La película se convirtió en uno de los éxitos inesperados del año y llegó incluso a estar nominada a los Oscar por la mejor canción, “Blame Canada”.
Actualmente Trey Parker continúa inmerso en el mundo de South Park, tras el relativo fracaso de una serie producida por él y Stone llamada “That´s my Bush”, protagonizada por el actual presidente de los Estados Unidos donde se le retrataba como un entrañable y estúpido metepatas.

Matt Stone es la otra parte del dúo. El más gamberro de los dos, pero también el que menos se involucra en los proyectos ya que no dirige las películas y se limita a actuar y a colaborar con el guión de Parker. Stone ha compuesto, participado y ha sido productor ejecutivo de varios álbumes que llegaron a ser disco de platino en el mercado estadounidense como “Chef Aid: The South Park Album”, la banda sonora de la película de South Park, “Los Clásicos Navideños del Señor Mojón” o “Timmy and The Lords of the Underworld. Actualmente reside en Los Angeles y se dedica junto a Parker a sacar adelante la serie de South Park.

Hecha la introducción, que he plagiado descaradamente de mi artículo de Ociojoven de Team America, os emplazo a mi próximo artículo sobre ellos, donde me explayaré mas ampliamente sobre su filmografía.

Artículo dedicado a petición del crack de yonmacklein

Un gramo de Jacko

Un gramo de Jacko

Por una vez no voy a ponerme a hablar de los últimos estrenos que he visto, que por otra parte es agotador y veo que tampoco acaba de convencer a los respetables lectores de este blog.
Ya es definitivo, ha comenzado el proceso contra Michael Jackson, anteriormente conocido como Rey del Pop y ahora llamado el “Príncipe de Corporación Dermoestética”. Cual es mi sorpresa al ver en la Imágenes de Actualidad, que me han copiado el pensamiento (será simbiosis?) y en su columna de Hollywood Babilonia dedican todo un artículo al tío Michael y a su proceso judicial.
No se por qué será, pero llevo un mes entero, pensando en el autor de Thriller. Entre el lanzamiento al mercado del DVD Moonwalker, el proceso judicial y que me bajé recientemente su discografía en MP3, este mes se ha convertido oficialmente en mi mes Jacko.
Es triste reconocer, para un cinéfilo (o cinefago, ya no se ni lo que soy) que el lanzamiento en DVD más esperado de este mes fuera Moonwalker, por delante de maravillas como Los increíbles, Heat, Bambi o bizarradas como Ichi the Killer , pero la vida es así; y una vez revisionada la obra, la verdad es que no me ha defraudado. Estamos ante una de las películas mas apasionantes de las últimas decadas y repletas de un sentido onírico que ya lo quisiera David Lynch para su cine.
La película comienza con el famoso videoclip de Bad (el de los malotes que se ponen a bailar en el metro y que cuenta con Wesley Snipes) pero protagonizado por tiernos infantes que bailotean más mal que bien a sus anchas por la estación. La verdad es que no ha empezado la película y uno ya se siente consternado, decenas de niños vestidos como pandilleros del Bronz protagonizando un videoclip y ni rastro de Michael Jackson, pero a su vez, dando a entender que ese chaval que protagoniza el video, es el rey del pop. Una vez terminado el supuesto rodaje, el tierno infante marcha con sus representantes “todos niños” hacia los estudios de la Warner, pasando por una especie de humo mágico (al más puro estilo Lluvia de estrellas) y trasformándose de nuevo en adultos.
Y ahora es cuando viene la auténtica paranoia mental de la película, en las afueras de los estudios aguardan figuras de plastilina que aguardan a los famosos para conseguir un autógrafo, y por supuesto, no tardan mucho en percibir en Jacko a su nueva presa. A partir de ahora, se emprende una loca persecución por los estudios de la Warner, siendo nuestro héroe particular perseguido por infinidad de grotescos muñecos de plastilina (mejor eso que por las autoridades del condado de California), teniéndose que resguardar en un camerino, disfrazándose de conejo, de plastilina y montándose en una moto en la que huir al desierto. Se, que estoy divagando y que os importa tres cojones lo que esté diciendo, pero es que el visionado de esta obra magna despierta en mi unas sensaciones de inquietud que ni el visionado de “Twin Peaks” en mis años mozos había logrado despertar.
Terminada la primera parte de la película, menos conocida por el gran público, pasamos a una segunda mucho menos onírica, pero a su vez mucho más espectacular y carismática.
Jacko ahora no es Jacko, es un personaje misterioso, que viste elegantemente y que se encarga de cuidar a unos tiernos infantes (que raro) desprotegidos de un malvado tirano llamado Mr Big, gran Joe Pesci, que amenaza con inducir a los chavales a la droga (casualidades de la vida “Maikol” está acusado de inducir al alcohol en el nuevo proceso).
Digo que la historia es más conocida por todos porque quien más y quien menos hemos jugado a uno de los dos maravillosos videojuegos de la película (se hicieron más, pero los otros eran una mierda). En concreto me refiero al de recreativa y al de MegaDrive. Ya sabéis, Michael Jackson vestido de blanco, bailando como él solo sabe hacerlo, induciendo a los gangster del bar al bailoteo gracias a sus habilidades mágicas y trasformándose en un mortífero robot para salvar a los críos (supongo que por el mismo método que paso de negro a blanco).
De verdad, que siento haber plasmado en el blog tal diarrea mental, pero es que si no lo escribía reventaba. Como compensación, pienso escribir sobre todos los temas que me propongáis en los comentarios y de paso abriré el turno de insultos y calumnias como en los viejos tiempos

Domo Arigato Mr Roboto

Domo Arigato Mr Roboto

Que mes más malo cinematográficamente hablando este mes de Marzo, por Dios. Que una película que no me interesaba lo más mínimo hará cosa de dos meses, se haya convertido en mi estreno más esperado (Team América me la sé de memoria y ya me tragué Saw dos veces en Sitges y encima la tengo en DVD), puede dar cuenta de lo mal que están yendo las cosas por las carteleras españolas.
El viernes me di el gustazo de darme una sesión doble de cine, hacía eones que no lo hacía. Después del vil plan de mis colegas de llevarme a traición a ver la película de Tejero, he decidido descansar de ellos durante una temporada y volverme un ser aún más insociable y solitario, y la verdad es que me encanta. Siempre he dicho que la amistad es un concepto muy sobrevalorado y si uno se lo pasa de puta madre solo para qué narices tener que soportar a una banda de payasos que en su mayoría odias (ojo, que no es mi caso, que mis colegas, salvo excepciones, me caen fenomenal, pero también conviene descansar un poco de ellos). Es el miedo a la soledad que tiene esta sociedad.
No me gusta ponerme transcendente, ni tampoco ponerme a hablar de mi vida privada sino es con un talón de por medio (me vendo barato), así que voy a lo que realmente interesa, la nueva película de la factoría de animación Blue Sky, los creadores de la horrible Ice Age.
Robots es una película principalmente sencilla (o simple como quieran verlo ustedes, yo me decanto por la segunda) a la par que tremendamente divertida. Parece que los creadores han decidido quitar peso a la historia, adecuarla a un público más infantil y dejar en cambio una estética más adulta para el film. Mal hecho. Hay que aprender de Pixar, que hacen justamente lo contrario, estética infantil para guiones muchísimo más adultos, es precisamente esa la principal razón por la cual Pixar arrasa entre todos los públicos.
Dicho el principal problema de la película, lo endeble del guión, hay que centrarse en sus virtudes que son varias. La más importante es su agradable sentido del humor, lejos de los chistes zafios de Dreamworks, Robots apuesta por un humor mucho más sano e inteligente, también para todos los públicos, pero extremadamente divertido. Los gags a lo largo de la película son incontables y todos muy bien enlazados. Es quizás una de las cosas que más me ha sorprendido de la película, sobre todo comparándola con el anterior trabajo, Ice Age, que tenía un humor francamente patético (salvo el genial gag de los pájaros Dodos).
Otro punto a favor de Robots, es su increíble reparto vocal, a uno le faltan los dedos de la mano para contar a los actores que van prestando su voz a lo largo de la cinta (Ewan McGregor, Halle Berry, Greg Kinnear, Mel Brooks, Amanda Bynes, Robin Williams, Paul Giamatti, Stanley Tucci.......) y me podría tirar medía hora citando nombres. Pero sin duda alguna hay uno que destaca por encima de todos, el gran Robin Williams. Actor denostado donde los haya, solamente por que hace reír a la gente y le gusta hacer el payaso en público. Es increíble, ver la cantidad de registros que tiene este hombre y como es capaz de modular la voz, todo un ejemplo para muchísimos actores. Ya lo demostró con Aladdin, cuando el bueno de Robin, se pone detrás de un micrófono para delirar, nadie puede con él y su personaje es sin duda lo mejor de la película.
Técnicamente la cinta es una maravilla, no se le puede poner ninguna pega (se nota que Fox ha aflojado la mosca después del éxito de Ice Age) ,el mundo creado por Wedge y Saldanha es impecable y el diseño retro de los robots es alucinante, pero también le achaco un único pero y es que se han recreado demasiado con su obra y han alargado las escenas innecesariamente solamente para demostrar lo maravillosa que es la animación de la película que han creado (véase esa interminable donde Fender y Rodney son transportados en una bola gigante o la horrible secuencia del surf y el dominó)
Una auténtica lástima, esa carencia absoluta de guión y que la historia no llegue a enganchar nunca con el espectador, porque podríamos haber estado ante una grandísima película de animación, aun así se nota que Blue Sky va mejorando, veremos que tal se le da con la secuela de Ice Age 2.

PD: Imprescindible la Versión Original en Robots y más si no queréis morir con el doblaje de Elsa Pataky o Alejo Sauras.

Vigila a tu vecino

Vigila a tu vecino

Hay frases que se quedan marcadas a fuego y ésta se me ha quedado a mi grabada. Es del principio de la película Hotel Rwanda, una de las grandes sorpresas de lo que llevamos de año cinéfilo y que por desgracia va a pasar muy desapercibida en una cartelera que parece seguir viviendo todavía bajo el embrujo de Million Dollar Baby (señores espabilen que se están perdiendo otras grandes películas y no me refiero precisamente a Alfie, Hitch o El Escondite, películas que a pesar de mi gran cinefilia o cinefagia más bien, me estoy negando a ver, algo raro en mi, me estaré volviendo mayor o simplemente soy un vago de mierda? Más bien lo segundo.
Para los que desconozcan de que va la película les diré que está basada en un hecho real (tranquilos están leyendo un blog de cine y no viendo Antena 3 a las 4 de la tarde, no sufran) y recrea la matanza en Ruanda de la tribu hutu contra los tutsis. Una de las mayores matanzas de este siglo, de la que se calcula llegaron a morir casi medio millón de personas y que dado que en Occidente nos importa una mierda lo que ocurra en Africa, fue ignorada por los medios de comunicación, las grandes potencias y por qué no decirlo la propia población.
Don Cheadle es Paul Rusesabagina (apellido que no me hubiera gustado tener en el colegio), un eficaz encargado de hotel, uno de esos tipos que es capaz de meterse a cualquier persona en el bolsillo, gracias a su saber estar y a su afable carácter. Paul es un hutu, que está casado con una tutsi (espléndida Sophie Okonedo), por lo que es neutral más bien en el conflicto racial. Y claro como suele pasar en estas ocasiones, que no es ni más ni menos que la vida real, la guerra estalla y se desencadena la matanza.
El resto de la película asistimos a una historia muy parecida a la de La Lista de Schindler de Spielberg, Paul encierra a todos los refugiados hutsis y hutus que puede en su hotel y mueve viento y marea, con tal de lograr que sobrevivan, contra todos los ataques de la guerrilla hutsi.
El resto de la película es una bajada a los infiernos, literalmente hablando. El director muestra una gran sensibilidad al no mostrar la barbarie de la matanza, dejando al espectador que se conmueva a través de la historia de los supervivientes y no mediante imágenes explícitas del genocidio. Sin embargo lo que más conmueve e indigna, es todo lo que tiene que ver con Occidente en la película.
Lo primero que da qué pensar es la raíz del conflicto. Como bien se es sabido a poco que se haya estudiado algo de historia, África sufrió una gran colonización de europeos, los cuales saquearon literalmente las riquezas africanas y cuando ya hubieron ordenado bien a la vaca, hicieron una nefasta descolonización, dejando el territorio empobrecido y con diversas disputas locales. Uno de los casos más graves fue el de Ruanda, en el que los belgas dividieron a la población en 2, basándose en caracteres físicos (o más bien diría que basándose en lo que les salió de los cojones), dejando a los hutsis en el poder y sembrando la discordia entre los hutus y de paso, dejando los mimbres para el futuro genocidio.
Hay otra frase que dice Joaquin Phoenix en la película, que ciertamente, deja deshecho a cualquiera. El personaje de Don Cheadle habla con él y le afirma que algo tendrán que hacer las autoridades internacionales y las personas después de ver las imágenes de la matanza, a lo que el personaje de Phoenix le responde que posiblemente las personas vean esas imágenes en el telediario durante la cena, digan lo horrible de la situación y sigan cenando. Más duro que cualquiera de las imágenes que nos pudieran mostrar de la barbarie.
No quiero dejar pasar la oportunidad de denunciar el injusto olvido de esta película para todo el mundo, en especial para la academia de Hollywood. Una película igual pero situada en el holocausto nazi hubiera sido la gran triunfadora de los Oscar de esta edición, pero es que como denuncia la película, un holocausto en África debe vender mucho menos que, un genocidio entre los judíos, al fin y al cabo, son éstos los que dominan la Academia de Hollywood y medio Estados Unidos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La agonía más larga del mundo

La agonía más larga del mundo

Dos horas de mi vida tiradas por la alcantarilla y con la sensación de haber sido brutalmente desvirgado analmente por un negro de considerables dimensiones (fálicas y no fálicas) y encima haber puesto la vaselina.
Estas cosas me pasan por ingenuo, yo que estaba llevando por la buena senda del frikismo a mis colegas de toda la vida, y les había llevado a ver Napoleon Dynamite, Steamboy, Code 46 y Oldboy (las tres últimas todo un reto al ser en versión original), ahora me ha tocado ver el salvaje reverso de la moneda.
Cuando nos dirigíamos al cine, íbamos discutiendo sobre qué película ver, unos que si El Escondite, otros que si Hitch y yo soltando como quién no quería la cosa que podíamos ver Hotel Ruanda. Y es que la cartelera de marzo no está precisamente para dar muchas alegrías (tan sólo Team America), pero hete aquí un detalle que se me había pasado por completo, esta semana aparte de Alfie, American Splendor, Blade Trinity (que ya habíamos visto todos en el festival de Calle 13), estrenaban una película española llamada “El penalti más largo del mundo”, y casualidades de la vida, mis amigos de la vida cual Tejeros (el militar, no el portero), dieron un golpe de estado y decidieron que hoy íbamos a promover el cine español. Sé que nadie me obligaba a entrar, pero las opciones eran pocas o me metía a ver Hitch, que tampoco pintaba mucho mejor y hacía esperar cuarto de hora a mis acompañantes o directamente me quedaba dos horas haciendo el moñas en un centro comercial con cuatro comercios de mierda. Creo que me arrepiento de no haberme convertido todavía en un ser jodidamente asocial y haber mandado a mis colegas a tomar por culo. Una lástima, porque lo que me esperaba era una de las peores películas que vamos a sufrir este año, sino la peor.
La historia es bien sencilla, un fracasado de la vida pero con gran encanto, se gana la vida como reponedor en un supermercado a la vez que alterna como portero suplente en el equipo del supermercado, que está apunto de subir a segunda regional (sic), pero cuando parece que su vida va a seguir igual de lamentable que de costumbre, en el último minuto del partido decisivo, su equipo comete un penalti lesionándose a su vez el portero titular y héroe del equipo, dejando así el destino de su equipo en sus torpes manos, pero cuando el penalti se va a lanzar la afición del equipo arremete contra el colegiado y el partido se tiene que ver suspendido hasta la próxima semana, donde se lanzará el penalti a puerta cerrada y con los mismos jugadores sobre el campo.
Y a partir de aquí lo interesante, lo que podría considerarse como una anécdota sencilla, se reduce a ver 2 horas del insoportable Tejero haciendo el mismo papel que Aquí no hay quien viva, hablando sobre estupideces a la vez que embaucando a todo el mundo siendo un caradura (imagínense lo gilipollas que tienen que ser los demás personajes para dejarse engañar por un cazurro semejante). El reparto merece mención especial, quitando la pobre María Botto, que no se sabe que coño pinta ahí y Enrique Villén, estupendo secundario de Crimen Ferpecto entre otras y un gran olvidado dentro del cine secundario, el casting es de lo peor que se ha podido reunir en décadas dentro del cine español, con especial atención a Marta Larralde, cuyo único mérito es poner cara de borde (y estar buena), el entrenador, Carlos Kaniowsky, con una actuación tan sobreactuada que hace pensar si habrá estudiado teatro en la misma escuela que Joey Tribbiani y al metrosexual del portero titular del equipo del barrio, que no se como se llama ni putas ganas, pero si se que el cine desde luego no es lo suyo.
Lo mejor de todo, era escuchar como el público no paraba de reírse con las supuestas gracias, gracias por otra parte que se limitaban a hacer chistes sobre los porros y la cerveza (mamá quiero ser guionista de cine español) y a utilizar todos los tópicos existentes sobre los habitantes de los barrios periféricos de Madrid.
Por cierto al final Tejero por supuesto que para el penalti, (2 veces) se lleva a la chica y todos acaban comiendo perdices y siendo felices (menos yo). Sé que os he jodido el final de la película, pero mirarlo por el lado bueno, al menos os he evitado pagar una entrada, para que luego digan que los blogs no tienen ningún tipo de valor social.

Divagaciones varias

Divagaciones varias

Se que prometí currarme un análisis como dios manda de los Oscar, pero son tantas cosas las que he prometido en mi vida y no he cumplido que no voy a empezar ahora.
Como toda persona bien informada sabrá, M$B fue la gran triunfadora de la noche. Justamente? Pues yo diría que sí, a mi me gusta ligeramente más El Aviador, y mi preferida de las 5 era Sideways, pero creo que nadie se puede echar las manos a la cabeza por la victoria de Eastwood. Me da pena Scorsese, ya es la enésima vez que este grande del cine, se queda sin Oscar, y puede que la biografía de Howard Hughes no sea su mejor trabajo pero es una excelente película y con una dirección que roza la perfección. Como era de esperar, Foxx se llevó el mejor actor y Hillary Swank el de mejor actriz. Se recompensó finalmente la labor de Morgan Freeman con un Oscar al mejor secundario (tendría que tener 2 como mínimo) y Cate Blanchett ganó con la sombra de Katharine Hepburn planeando sobre ella.
Dos de las películas más estimulantes del año, Sideways y Eternal Sunshine of the Spotless Mind, fueron reconocidas con sendos Oscar a los mejores guiones y el insufrible Amenabar se llevó el Oscar a la mejor película de habla no inglesa.
Ah si! Por segundo año consecutivo Sean Penn volvió a hacer el soplapollas encima del escenario. Te tengo declarada la guerra ex chico Madonna.
La verdad es que esta semana he tenido una semana perra, perra, la agotadora carrera contra el crono de los exámenes me ha dejado literalmente muerto. Tenía un par de artículos cojonudos en mente sobre Spanglish y Napoleón Dynamite que desgraciadamente han quedado en el limbo de mis ideas. La verdad es que me da auténtica pena, porque según los iba perfilando en mi cabeza, me daba cuenta que posiblemente serían de lo mejor que he escrito nunca (lo cual tampoco es difícil), estaré “digievolucionando” como escritor?. Aunque no tenga ni tiempo ni ganas de escribir los artículos completos sobre estas películas no puedo dejar pasar de escribir un par de líneas sobre todo lo visto esta semana.

- Spanglish: Si la mediocridad tuviera un nombre, posiblemente se llamaría “Spanglish”. Todos sabemos que la filmografía de James L Brooks, está tremendamente sobrevalorada, sobretodo en Estados Unidos, pero creo que esta vez este hombre ha tocado fondo. Película misógina hasta la nausea (rasgo por cierto que también se intuye en “Mejor imposible”), no encuentro ningún detalle salvable de la quema, los actores salvo los niños están francamente horribles, mención especial para Teo Leoni y aunque me duela decirlo Adam Sandler, pero si los actores ya de por sí están rematadamente mal, el guión no les ayuda para nada, con unos personajes mal definidos, en los que nunca se saben sus motivaciones y el porqué de algunas de sus acciones. No se si alguien tenía ir pensado ir a verla, pero mejor que se quede en casita y se ahorre el dinero.

Napoleon Dynamite: El gran “sleeper” del año pasado en Estados Unidos, una comedia amable sobre un auténtico perdedor, uno de esos “nerds” que tanto abundan en la tierra de Bus. Gracias a dios no se trata de una película moralizante, y de esas que nos hacen ver lo malos que son los quaterbacks y las capitanas de las animadoras de los institutos, simplemente es la vida de un chaval con pocas luces con aspiraciones a ser el chico más popular del instituto. Una película real pero con personajes de lo más marciano que te puedas imaginar. Totalmente recomendable, pena de que solo se haya estrenado en dos cines de toda españa.

No quiero terminar sin repasar brevemente dos películas que he revisionado esta semana en DVD.
Yo, Robot: Gana tremendamente con un segundo visionado, de mediocre he pasado a considerarla una más que buena película. Una pena que Will Smith se empeñe en soltar demasiadas chorradas durante la película, empaña el tono de la cinta. Exactamente lo mismo que el final, demasiado americano, un final apocalíptico hubiera quedado perfecto.
El Efecto Mariposa (Director´s Cut): Esta película ha tenido una mala suerte tremenda, si no estaríamos hablando de una película de culto. Primero, hizo buena taquilla, con lo que esos cinéfilos que detestan todo aquello que huele a mayoritario, ya la tildaran de comercial; segundo, los protagonistas son adolescentes y tercero sale Ashton Kutcher. Si no es por estos tres detalles, más de alguno se correría con esta película y la elevaría a la categoría de genialidad como Memento, Cube o Dark City.
Para mi sigue siendo una grandísima película y más aún con el nuevo final que han añadido en el Director´s Cut.

Oscars 2005 (1º parte)

Oscars 2005 (1º parte)

Es inevitable, por mucho que no le gusten a uno los premios, es prácticamente obligatorio hablar de los Oscars por mucho que le pese a alguno; y como todo el mundo da su opinión sobre los nominados y sobre las películas a competición yo no voy a ser menos, así que voy a dedicar unos cuantos artículos a valorar los nominados y otro más para analizar el día después.

Mejor Película:

The Aviator: Extraordinaria película de Martin Scorsese que hasta hace unas semanas parecía que iba a arrasar en la ceremonia y que se ha ido desinflando cada vez que se acercaba la fecha señalada. Vapuleada sin sentido en algunos círculos cinéfilos, es una película casi redonda que quizás peque de querer abarcar demasiadas cosas (lo mismo que Howard Hughes). Si tuviera que elegir entre Million Dollar Baby y ésta, me quedaría con la película de Scorsese. 3 horas de puro cine.

Finding Neverland: Todos los años se cuela una película de buenos sentimientos y este año no iba a ser menos. Es la que menos reciente tengo de las cinco a competición. Película amable que llega con facilidad al espectador, era una nominación más o menos esperada sabiendo que Miramax estaba detrás de la película. Justa nominación sin más, ninguna posibilidad de Oscar.

Million Dollar Baby: Parecía mentira pero la película de Eastwood se ha convertido en la principal favorita para la ceremonia a falta de unos pocos días. Ya he dicho todo lo que tenía que decir sobre la película en el artículo anterior. Si finalmente se lleva el Oscar a la mejor película no sería ningún descalabro porque aunque distinta a El Aviador, son películas de la misma calidad.

Ray: Yo me sigo preguntando que se fumaron los miembros de la academia para votar a semejante mediocridad de película. ¿Será por el reciente fallecimiento de Ray Charles? Es la única razón por la que la han podido nominar porque si no, no me lo explico. Biografía del genial cantante, es una película muy normalita, alargada innecesariamente y que sustenta únicamente en la actuación de Jamie Foxx. Indignante que esté nominada y se quedan fuera películas como Eternal Sunshine of the Spotless Mind, Kill Bill Vol 2 o Los Increíbles, por decir algunas.

Sideways: A mi humilde juicio la mejor de todas las películas a competición, pero también la más marciana, irreverente y políticamente incorrecta de las cinco. Siendo serios, la nominación ya es demasiado premio para una película tan poco oscarizable como ésta. Está claro que se tendrá que conformar con irse de vacío o llevarse el Oscar al mejor guión adaptado o mejor actriz secundaria, de todas maneras aun teniendo ninguna opción para ganar el Oscar, la nominación le ha venido muy bien de cara a su carrera comercial y para darse a conocer al gran público.

Mejor actor:

Don Cheadle (Hotel Rwanda):
No estrenada aún en nuestro país, Hotel Rwanda es una película sobre uno de los mayores genocidios de este siglo y que ha sido cruelmente relegado al olvido por una sociedad demasiado occidental. A riesgo de equivocarme, creo que la nominación es tremendamente merecida y que Don Cheadle clavará el papel de un hombre obligado a ser un heroe en medio de una barbarie, algo así como el Schindler europeo.

Johnny Depp (Finding Neverland): Johnny Depp ese actor amado por público y cinéfilos que sin embargo es despreciado a la hora de los grandes premios. Casualmente en los dos últimos años, Depp ha sido nominado por dos papeles que están muy lejos de ser lo mejor de su filmografía y no deja de ser una interpretación muy normalita.

Leonardo Di Caprio (The Aviator): El único que puede hacer algo de sombra a Jamie Foxx. Di Caprio ha conseguido con 2 películas sobre todo (Atrápame si puedes y El Aviador) que nos olvidemos del chico Titanic, y descubramos a uno de los actores con más futuro de la actualidad. Increíble aproximación al millonario Howard Hughes, soporta el peso de una de las mejores películas. Justa nominación y de no estar Foxx, tendría que ser el ganador del Oscar.

Clint Eastwood (Million Dollar Baby): Segunda nominación para el bueno de Clint Eastwood como actor después de Sin Perdón. Hay mejores interpretaciones este año, pero tampoco es nada descabellada la nominación. Me alegraría que se llevará el Oscar por un reconocimiento a su carrera pero lo veo francamente difícil.

Jamie Foxx (Ray): Es el gran favorito y salvo catástrofe se llevará el gato al agua. Brillante interpretación, de hecho, EL es la película, sin Foxx, “Ray” no dejaría de ser un telefilme bien rodado, Foxx otorga a la cinta una dimensión nueva. Ya dije que era difícil encontrar un pero a su nominación, pero creo que a veces su interpretación peca de ser demasiado imitadora y tapa al “Ray” de la película, confundiendo al espectador. Es muy difícil de explicar pero a veces parece que la interpretación del actor es más un ejercicio de imitación que de una interpretación en sí misma.

En esta categoría echo de menos a gente como Paul Giamatti (Sideways), Jim Carrey (Eternal Sunshine of the Spotless Mind), Tom Hanks (Ladykillers, The Terminal) incluso Ethan Hawke (Before Sunset).

Y como esto está quedando un poco largo prepararé para mañana otro artículo sobre las actrices nominadas y los secundarios.

Visión personal: Million Dollar Baby

Visión personal: Million Dollar Baby

Hay ciertas películas que por alguna conjunción extraña de los astros, logran ser alabadas a partes iguales por público y por crítica. El año pasado pasó con Lost in Translation, en USA pasó con Eternal Sunshine of the Spotless Mind (el que quiere olvidarse del título que le pusieron en España soy yo) y parece que Million Dollar Baby va a seguir el mismo camino, añadiría también Mar Adentro, pero como hay un grupo de valientes que nos negamos a ver la genialidad en la mediocre película de Amenabar, pues me la ahorro.
¿Qué tienen en común estas tres películas? Fácil y sencillo, están SOBREVALORADAS. Bonito adjetivo, muy utilizado por el cinéfilo actual que hace referencia al fenómeno previamente dicho. ¿Es eso una cosa mala? Hombre, pues no y si, el caso es que tras dos visionados de cada una de estas películas, te das cuenta que la cosa no es para tanto y que donde antes veías una grandiosa película, ahora simplemente ves una buena película (Lost in Translation es el ejemplo más claro), casualmente este fenómeno no se refleja hasta más o menos un añito después cuando los mismos críticos que la alabaron empiezan a decir que está SOBREVALORADA.
Pues bien tras mi típica introducción, comienzo a valorar M$B, preguntado a todos mis lectores lo siguiente: ¿Es justo calificar a una película como obra maestra por 20 minutos tremendamente buenos? Yo digo que no. Hasta esos 20 famosos minutos de marras, la película no distaba mucho de ser un “Rocky” dirigida con exquisito tacto y mejor interpretada. Personajes estereotipados, guión de lo más normal y nada extraordinario que pudiéramos reseñar, salvo ya digo la dirección y unas buenas interpretaciones, y algún fallo reseñable como el excesivo abuso de la voz en off por parte del personaje de Morgan Freeman.
¿Entonces a que viene tanto cuento con la película? Pues lo que he dicho, porque tiene unos 20 minutos finales realmente magistrales, que efectivamente dejan KO a cualquiera, pero no nos podemos olvidar de que antes de eso, hay otro tanto de metraje que se podría tildar como bueno a secas.
Ahora es cuando voy a entrar en detalle a analizar el climax final, así que si no habéis visto la película aún, dejad de leer el artículo, encended la televisión y poner un canal al azar, seguro que estarán dando un programa de corazón que podréis ver y de paso ir contando una a una las neuronas que os va matando su visionado.
Como ya ha demostrado en varias de sus películas (“Sin Perdón”, “Mystic River”), el bueno de Clint es un auténtico genio de los giros finales, ya quisiera tener el Shyamalan de ahora la mitad de talento para dejarnos helados ante semejantes finales. Y es que a partir del combate de Maggie (Hillary Swank) es cuando la película toma una identidad nueva, abriendo de nuevo la caja de Pandora sobre el tema de la eutanasia, y como uno es muy cabrón y las comparaciones siempre son odiosas no puedo escribir ni un párrafo más sin compararla a mi amada “Mar Adentro”, pero como tampoco voy a ser muy malo, solo voy a deciros que comparéis dos escenas de la película, y es la llegada del cura a casa de los Sampedro y la conversación de Clint Eastwood con el cura de su parroquia. De paso aprovecharía para decir que es una de las principales diferencias entre el cine español y americano, que mientras en el segundo son profesionales del medio en el primero son un grupo de titiriteros con ganas de dar la nota cada dos por tres.
Y es que por mas vueltas que le doy a la película, no veo la obra maestra que me quieren hacer ver muchos, veo una muy buena película, rodada con una sensibilidad exquisita, pero con fallos bastante palpables (como ya he dicho el excesivo uso de la voz en off, algunos personajes demasiado caricaturizados como la familia “redneck” de la protagonista, el loser del gimnasio, esa especie de Ivan Drago femenina......). No suelo hacer este tipo de afirmaciones, pero creo que esta vez el tiempo me va a dar la razón y dentro de un año se hablará de lo sobrevalorada que estaba la película. Podría entrar en detalles y decir el porqué la gente de tilda de obra maestra (básicamente porque está Clint Eastwood detrás, si estuviera Michael Bay la gente no diría lo mismo) pero sería muy engorroso y tendría que repasar algunos de los últimos trabajos de Eastwood que los tengo totalmente olvidados de lo prescindibles que eran.

PD: Mañana, tras semana retrasando su visionado a propósito, iré a ver Closer con ganas de sangre y de despotricar a saco contra alguna película, ya os advierto que como no me guste (y voy MUY predispuesto a ello), no voy a dejar títere con cabeza. Imparcial que es uno oye

Entre Chatos

Entre Chatos

Me parece que me va a tocar otra vez despotricar contra los espectadores en mi blog. Si viendo “House of Flying Daggers” me tocó soportar a multitud de los llamados espectadores medios, ayer me tocó enfrentarme al que yo denomino “espectador cool”.
Para poneros en situación, fui ayer a ver Entre Copas, a un cine en versión original de Madrid, precisamente para no tener que sufrir de nuevo al espectador medio, pero la cosa ya se torció desde el primer momento, porque nada más llegar al cine, lo primero que veo es UNA COLA INMENSA. ¿Pero qué es esto? ¿Colas para entrar en un cine en versión original? Si precisamente yo me acostumbre a ir a esos cines, por su escasez de público (aparte obviamente por la VO), ahora qué nos va a quedar al aficionado al cine? ¿El DVD? Ya ni eso, porque cualquier día estás viendo una película y se te cuelan los familiares gorrones para verla contigo.
El caso es que tras guardar la cola con una mala leche del copón, sacar la entrada 5 minutos después de la hora que tenía que empezar la película, entrar a la sala y coincidir que se apagan TODAS las luces y tirarme 5 minutos de reloj buscando mi asiento, me dispongo tranquilamente para ver la película confiado en que el público esta vez si que me dejará ver la película tranquilo. Iluso de mi.
Si mi queja del espectador medio se podría reducir a sus audiocomentarios y chistes, lo que me saca de quicio del espectador “cool” es su RISA. Una risa falsa, una risa sonora, una risa hipócrita y una risa que solo vale para demostrarnos que está cogiendo los supuestos chistes de la película. Porque claro una película como “Entre Copas” se supone que es para espectadores con un intelecto superior, y reírse con cada chiste de la película (haga gracia o no) pues da a entender que eres más intelectual que lo demás y que eres el único que entiendo todos los chistes de la película, y que te ríes porque a pesar de ser un intelectual, tienes tu lado humorístico. De verdad, cuanta estupidez tengo que aguantar día a día en este país. Es la enfermedad más contagiosa de la historia de la civilización, la estupidez humana.
En cuanto a la película, pues que un servidor se arrodilla a los pies de Alexander Payne y se los besa las veces que haga falta. Tres películas que he visto (solo he visto la mitad de Citizen Ruth en un pase televisivo) y tres películas que rondan la perfección. Que genio este Payne, nadie como él, es capaz de pasar de la comedia más aguda e hiriente al drama en un par de segundos. No entiendo como es capaz de hacerlo con esa maestría la verdad, y eso deja al espectador en un estado de KO continuo, dejándole incapaz de encajar la película que está viendo? Comedia? Drama? Yo me decanto por dramas salpicados por momentos de genial locura.
La historia es bien sencilla, Miles Raymond es un profesor frustrado, divorciado y cuyo sueño es un escritor pero hasta el momento ninguno de sus libros ha sido publicado y no parece que su ultimo proyecto vaya a correr suerte distinta. Como medida de evasión hacia su triste vida, Miles invitará a su amigo de la adolescencia, Jack a un viaje de despedida de soltero para éste a través de las zonas viñeras de California. Pero lo que se supone que iba a ser un plácido viaje entre copas, golf y paisajes repletos de uvas, es una experiencia vital que les cambiará su concepción de la vida por completo.
Entre Copas es una de esas mal llamadas películas de actores. Donde todo el peso recae sobre sus actores principales, que digo yo si es una película de actores y de interpretaciones, el guión tendrá algo que ver no?. En esto de dirigir actores, Payne es donde da el do de pecho; si en Election sacó lo mejor de Reese Witherspoon y de Matthew Broderick (la definición de mediocre hecha actor), en “A propósito de Schmidt” logró que Jack Nicholson dejara de interpretarse a si mismo y nos regalara la mejor actuación de ese año, en “Entre Copas” Payne acierta de lleno y elige a un casting perfecto lleno de caras desconocidas para el gran público (rechazó a Clooney para el papel de Jack), que sin duda es el gran acierto de la película.
De Paul Giamatti poco puedo decir ya, que este hombre no tenga un Oscar a estas alturas es una injusticia equiparable a la que comete la academia año tras año con Jim Carrey. Entre American Splendor y Sideways, Giamatti ha recogido todos los premios independientes habidos y por haber, pero parece que la gran industria todavía se le resiste. Una pena.
Thomas Haden Church es el gran descubrimiento de la película, conocido por películas freaks al estilo de “El Caballero del diablo” o “George de la Jungla”, clava su papel de actor de tres al cuarto y gigoló de saldos caradura, y de paso es más que posible que se lleve un Oscar a su casa por este papel (mucho mejor que Freeman está), y si el descubrimiento es Haden Church, la recuperación de Virgina Madsen no se le queda atrás, a eso se le llama rentabilizar el tiempo que sale en pantalla, es difícil destacar entre un reparto tan bueno, pero es que esta chica roba todos y cada uno de los planos donde aparece.
Y es que al salir de la sesión me di cuenta de que acababa de ver una película casi perfecta (todavía no le encuentro ningún fallo) y que sin duda es una de los grandes títulos de la temporada (por encima de la sobrevaloradísima Million Dollar Baby). Así que ya saben, acudan a su cine más cercano (a poder ser en VO), compren su entrada y pidan un buen vaso de vino en la cafetería para ver “Entre Copas”. Su salud cinéfila se lo agradecerá.

Cómprate un bosque y piérdete.

Cómprate un bosque y piérdete.

Que bonita frase y cuanto me lo dijeron de mocoso, claro que si analizamos bien la frase, si tuviera el suficiente dinero como para comprarme un bosque no iba a estar aguantando las estupideces de alguien que me sermonea con refranes.
En fin Serafín, que a primeros de mes baje al Corte Ingles a aprovechar las rebajas de Febrero (porque las de Enero no existieron), y en un arrebato consumista me lleve Cuestión de pelotas (algo no raro en mi), Memories de Otomo, I Robot y El Bosque. El Bosque????????? Preguntareis (si no os lo preguntáis, es que no habéis leído ninguno de mis comentarios despectivos hacia ella). Si, “El Bosque”, la película más controvertida del año, obra maestra para cinéfilos “cools” y para toda una legión de sectarios de M Night Shyamalan, y mediocridad en forma de 1 hora y media de película para el resto de mortales, entre los que me incluyo.
Ahora no hace falta que os preguntéis nada, ya os lo respondo yo solito, soy un jodido adicto a los DVDs y un consumista nato, me la compré por un arrebato de locura y porque me apeteció darle una segunda oportunidad, y en vez de bajármela de la mula como todo hijo de vecino, pues me la compré en DVD, para verla en todo su esplendor (a ver cuando me dedicas una plaza Teddy Bautista).
Pues como el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, yo he tropezado dos veces en el mismo bosque y como me descuide le acabo pagando la hipoteca de su piso al hindú. ¡ Qué película tan mediocre ¡ ¡ Que historia tan mal desarrollada y qué espanto de guión por dios ¡ y por supuesto, que manera de desaprovechar un gran reparto (solo se salvan de la quema la increíble Bryce Dallas Howard y William Hunt).
Rodada con un gusto exquisito y pulso de cirujano (algo bueno tiene, no lo voy a negar) y con una fotografía preciosista, la película transcurre en su primera parte por un “supuesto misterio” que tiene que ver con unas criaturas que viven en el bosque y que atemorizan a la población, todo esto mientras se nos presentan a los personajes y sus particulares relaciones entre ellas. Y aquí viene uno de los problemas, la supuesta historia de amor (hilo conductor de la historia) ni engancha, ni conmueve, ni interesa y todo por culpa de lo increíblemente mal definido que está el personaje de Joaquin Phoenix, al que el director se empeña en regalar los peores papeles de la historia reciente (“Batea fuerte Merrill”). ¿ Por qué en Señales y en El bosque, nos da la sensación de que el chaval no tiene muchas luces? ¿ Son los personajes o es la intención del director? Sea lo que sea, Phoenix está perdidísimo en la película. Igual que lo está la pobre Sigourney Weaver, puesta a modo de florero (a su edad) en el papel de madre de Phoenix y como una madurita apetecible. ¿ De verdad no se le podía sacar más provecho a este reparto? Luego tenemos al gran Brendan Gleeson, que saldrá 3 minutos en la película, que uno piensa que si no hubiera sido mejor dar esos minutitos de gloria a cualquier otro actor desconocido.
Pasamos a la parte final, una vez revelado el “misterio”, que por supuesto no voy a revelar aquí, y que no se como puñetas me las voy a arreglar para contar. Con Phoenix, fuera de juego la película se centra en la figura de Ivy, la espléndida Bryce Dallas Howard (he dicho ya que es DE LARGO lo mejor de la película?) y en un viaje hacia la civilización, con duelo mortal con las criaturas del bosque incluidos. Y aquí es cuando Shyamalan se desmelena, si toda la parte anterior de la película la podría considerar como notable (aunque a mi las supuestas escenas de misterio no me convencen en absoluto), está ultima que tendrá que ir a Septiembre con varias calabazas en su haber. Para empezar, una parte final exageradamente larga, con varios climax finales que no hacen mas que enervar al espectador y animarle a mirar el reloj para ver si termina ya la película, una realización calamitosa (véase la persecución en el bosque) y un delirante cameo del Shyamalan sobre el que me voy a ahorrar a hacer cualquier comentario (bueno uno si voy a hacer, copiar a Hitchcock no significa hacer punto por punto todo lo que hacía él y Shyamalan, querido, no tienes ni puta idea de actuar, déjaselo a los profesionales, le quitas todo el realismo a la película).
Tengo que decir que me ha gustado más que la primera vez que la vi, y me parece que toda la parte inicial es muy buena, pero es que la parte final es para que Shyamalan se compre el bosque donde la rodó se pierda y nos deje en paz una temporada (bueno no, no vaya a ser que se lleve una cámara al bosque y nos haga algo estilo la Bruja de Blair).
Recadito para todos los que leáis el artículo de la película, me la trae al pairo los supuestos significados “ocultos” de la película y las supuestas dobles intenciones del director, estoy cansado de oir teorías en internet sobre posibles dobles lecturas del Bosque (que si situación política de Estados Unidos, que si George Bush , que si es un cuento, que si Caperucita (si hijo, va por ti), que si retrato descarnado del sentimiento de pérdida, que si en realidad es un alegato en contra de Barrio Sesamo y concretamente contra Espinete, bla bla bla). Mira sinceramente, una y dos teorías pueden colar, pero la verdad no creo que Shyamalan mientras estuviera escribiendo el guión estuviera pensando en incluir tropocientos significados ocultos para que la gente los descifrara como si fuera un pasatiempos. Además por mucho mensaje oculto y doble lectura que lleve, si la película es mala es mala de por si, por muy noble que sean las ocultas intenciones del director (Torrente es un alegato contra el facha español, pero ese alegato se pierde en chistes zafios y groseros, que por supuesto agradezco), si el mensaje principal no es bueno, el secundario pasa a ser totalmente inútil. Así que lo dicho los posibles significados ocultos me la traen floja, y casi me he alargado mucho con esta critica y no va a haber dios que se la lea, por eso me parece que voy a concluir aquí, esperando de todo corazón que vuelva el Shyamalan de “El Sexto Sentido” y “El Protegido” no el Shyamalan de las dobles lecturas de “Señales” y “El Bosque”

Ganas de matar aumentando.....

Ganas de matar aumentando.....

No es mi estilo escribir mi vida y milagros en un blog pero si no digo esto reviento.

El otro día me dirigi, con unos cuantos amigos a ver a Kinepolis Madrid la nueva (si se puede llamar así a una pelicula que tiene casi 1 año ya) película de Zhang Yimou, "La casa de las Dagas Voladoras". Ahora lo normal sería hacer una critica más o menos lucida del film, y explicar qué es lo que me ha gustado y lo que no; pero voy a cambiar por hoy mi estilo, y voy a dedicar esta humilde columna al espectador medio español.
¿Qué es el espectador medio español? ¿ Donde vive ? ¿ Qué come ? ¿ Cuanto se reproduce ?

Pues a tenor por mis grandes estudios sobre el tema, el espectador medio español es áquel que va al cine por ir, que convierte en un ritual el ir al cine con su pareja cada viernes por la noche y que le da lo mismo lo que proyecten, va por ir, ya den a Yimou o a los Focker en la sala de al lado. Suele vivir en el extrarradio madrileño (yo barro para casa), tiene unos 30 años y se alimenta básicamente de palomitas (los más educados) y de nachos (los más joputas) y básicamente se aparea poco y mal, como demuestra que tenga que estar los viernes por la noche jodiendo en el cine en vez de su santa casa.
Ejemplo de espectador medio español este viernes en Kinépolis: Al lado de un amigo mío, una pareja bien entrada en los 30, que llega iniciada la segunda tanda de trailers (por comprar las putas palomitas), molesta a toda la fila, y encima se pone a mirar de pie el numero de los asientos (si son los dos únicos libres en esa fila, gilipollas). La película no les gusta, asi que se pone empieza la pista de audiocomentarios. ¿En qué consiste una pista de audiocomentarios del espectador medio? Básicamente en demostrar que uno o es muy listo o es tremendamente gracioso. Opción A: o se pasa toda la santa película haciendo referencias a lo que va a pasar, o contándole la película (mal contada) a su santa pareja o Opción B, le da por hacer comentarios supuestamente jocosos sobre el comportamiento de los personajes (en esta ocasión como eran chinos, había barra libre de bromas sobre osos pandas y restaurantes, hecho verídico). Por supuesto que estas personas no captan las indirectas, si toses o haces ruidos con la boca para que se callen, ellos no se darán por aludido, así que si eres un intrépido o un bocazas (como yo), puedes probar a soltar todo tipo de improperios en medio de la película para que se callen de una putísima vez (funciona, pero puedes acabar lapidado) o esperas pacientemente a la película y se la lias al final. El resultado va a ser el mismo, cara de circunstancias de la pareja y miradas mutuas, preguntándose que han hecho.
Por cierto el espectador medio es un entendido en cine y no podrá dejar de criticar a la película en voz alta, mientras se baja las escaleras y normalmente soltando o que es muy lenta, o que es una mierda. Porque cualquier españolito que se precie lleva un Gasset dentro.
Por esto y por muchas cosas más es porque lo estoy empezando a acudir regularmente a las primeras sesiones de la tarde en los cines céntricos de Madrid y a los cines en versión original, donde afortunadamente no van los "llamados espectadores medios".

PD: La casa de las dagas voladoras, es una sensacional película, infinitamente superior a Hero. No os la perdáis por nada del mundo. Una maravilla

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ray o como alargar una pelicula hasta la nausea

Ray o como alargar una pelicula hasta la nausea

Que mania les ha entrado a los directores en estos ultimos años con colarnos peliculas de mas de 2 horas, cuando la historia se podia haber quedado cerrada en algo más de horita y media. Este mes tenemos Alexander (3 horas), El Aviador (2 horas y 50 minutos) y ahora Ray (2 horas y media). Debe ser que a alguien de Hollywood se le encendió la bombillita hace unas navidades con el estreno de El señor de los anillos, y debio pensar que si la gente compraba entradas en masa para una pelicula de 3 horas, lo podrían hacer con otras peliculas aunque no tengan a Frodo y a la comunidad.
Da tambien la santa casualidad que todas estas películas están dirigidas a luchar por los Oscar, aunque Alexander haya sido despreciada injustamente. Si en Alexander componía a sus anchas, con resultado dispar (ese flashback de la muerte de Filipo horriblemente colocado en la película) y aun así se quedaba corto para narrar la biografía de Alexander, en Ray pasa todo lo contrario, la biografía de Ray Charles no da para 2 horas y media de pelicula, y se recrea una y otra vez en los mismos pasajes.Que si un trauma infantil por aqui, que si la superación de la ceguera por allá, que si era un mujeriego, que si le daba a las drogas.... la película se tira todo el tiempo dando vueltas sobre estos cuatro asuntos de su vida y claro uno tiene su aguante, la primera vez que Ray engaña a su mujer y se cuenta con todo tipo de detalles pues nos interesa, pero la segunda como que no, y lo mismo digo del primer "pico" que se mete, etc etc.
Mención especial a los flashbacks que inundan la película, con lo facil que hubiera sido partir en 3 los sucesos de la infancia y contarlos a lo largo de la pelicula, pues no, el director Taylor Hackford nos los divide a su vez en tropocientos mini flashbacks que me acabaron sacando de quicio, y mirando cada dos por tres al reloj.
Ahora supongo que lo que a la gente más le interesa de la película, la actuación de Foxx. Pues si, el tio está enorme, es un gran actor como demostró en "Un Domingo Cualquiera" o "Collateral" y que se va a llevar el Oscar de calle, pero creo que a su actuación se le puede poner un "pero". A veces Foxx no parece que esté actuando y parece que simplemente se dedica a imitar a Ray Charles. Es dificil de entender (o me he explicado demasiado mal), pero ya os digo que Foxx está mas cerca de una imitación tipo "Cruz y Raya" que de encarnar un personaje. Un pequeño pero, que no empaña para nada su grandísima actuación a lo largo de la película. Aunque yo el Oscar se lo daría a otro.
La pelicula también tiene grandes aciertos como por ejemplo los numeros musicales que salpican la pelicula y sobre todo la banda sonora con los temas de Ray Charles.
Voy a ser generoso y le voy a dar un 5.5, si se hubieran ahorrado de media hora de pelicula la nota subiría a un 7.

PD: Esta tarde a las 2 y media las nominaciones de los Oscar. Mar Adentro estará casi seguro entre las nominadas (muy a pesar mío) y Javier Bardem posiblemente no lo estará (le vendrá bien a su ego). Desde aqui insto al voto de los académicos, como si me fueran a leer, a House of Flying Daggers, pelicula tremendamente superior a la del pequeño Orsoncito.Dicho queda

Blade Trinity: Ante la falta de ideas, sentido del humor

Blade Trinity: Ante la falta de ideas, sentido del humor

Por fin se acaba la saga de Blade (o no, vete tu a saber), el cazavampiros mas chulo y macarra de la historia del cine, que no el mejor, que ese siempre será Van Helsing; y lo hace de una manera cuanto menos curiosa, riéndose de si mismo y en una película tan jodidamente ridícula que deja una sensación de inmensa felicidad a todo al que la ve. Podría comparar a Blade Trinity con un porro, sabes que es malo, que estás perdiendo el tiempo, pero te lo pasas tan bien fumandótelo que se te olvida todo lo dañino que tiene (que conste que yo no fumo porros como esos maleantes de izquierdas que tanto abundan por nuestras calles).
Precisamente mucha marihuana debió correr en la casa de David Goyer (el guionista de toda la saga Blade y director de la última entrega) para ocurrirsele semejante disparate de film. La cosa comienza con unos vampiros, muy metrosexuales ellos, que se van hasta un desierto a desentarrar a Dracula, el supuesto primer y más poderoso de los vampiros, que no obstante parece sacado del Equipo G o de una convención de imitadores de David Beckham. Es antológico ver al amigo Dracula con una camisetilla ridicula, enseñando pechamen y descamisado cual miembro de Ozone.
Y hasta aquí el prólogo (porque toda buena pelicula de acción debe tener un prólogo espectacular). Lo siguiente es ver a Blade repartiendo hostias a diestro y siniestro a tropocientos vampiros, hasta que por una trampa elimina a un humano siervo de vampiros y es perseguido por el FBI, que como bien es sabido es el que siempre persigue a los asesinos y siempre son los que interrumpen las investigaciones policiales por ser mas chulos que nadie.
Asi que Blade queda a merced de la policia tras un espectacular asalto a su guarida secreta?, y es rescatado por un grupo de pijopollas llamado NightStalkers, que lo componen la hija bastarda de Whistler (ese abuelo con mala leche colega de Blade y mas veces resucitado que Jesucristo), un ex vampiro, una ciega, un gordo y entrañable informatico, y un negro (todo politicamente correcto vaya), y hasta aqui el argumento mas o menos coherente.
Lo siguiente es lo más parecido a una pelicula de David Zucker que se haya hecho nunca en el cine de superheroes. Situaciones absurdas, dialogos mas ridiculos aun y lo mejor de todo es que tienen gracia los jodios. Ya me estoy imaginando al buenazo de David Goyer en su casa estrujándose los sesos para sacar algo de coherencia al guión, y a las 3 semanas dejarlo todo por imposible y rellenar la ultima media hora de la pelicula, con chistes absurdos y una lluvia de hostias.
No hace falta decir que la pelicula es la peor de la saga, pero es muy de agradecer que en vez de pretender hacer algo serio se hayan decidido por una chorrada sin mayor pretensión que divertir al espectador, nada de analisis psicológicos a los personajes (como la infumable Hulk), nada de andar trastocando personajes ya conocidos (Catwoman), nada de justificar la violencia con frases sacadas de las galletitas de la fortuna de cualquier barato restaurante chino (The Punisher). Entrenimiento al ciento por ciento malsano. Claro que posiblemente el que se tome muy en serio la pelicula, dirá que menuda tomadura de pelo y que se podia haber quedado en su casa, pues está todavia a tiempo de meterse en otra sala o irse a su casa a ver por quinta vez esa tomadura de pelo que es Mar Adentro.
La pelicula se estrena en Marzo

PD: No os perdais la publicidad de Apple y del IPOD en la pelicula. Apostaría mis testículos a que Steve Jobs sale haciendo algun cameo a lo largo de la cinta.

PD2: Que exito mi reapertura del blog, 9 comentarios a mi regreso, espero mas insultos por vuestra parte y que sigais leyendo mis articulillos :D

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres