Blogia
Cudeiro´s World

Vigila a tu vecino

Vigila a tu vecino Hay frases que se quedan marcadas a fuego y ésta se me ha quedado a mi grabada. Es del principio de la película Hotel Rwanda, una de las grandes sorpresas de lo que llevamos de año cinéfilo y que por desgracia va a pasar muy desapercibida en una cartelera que parece seguir viviendo todavía bajo el embrujo de Million Dollar Baby (señores espabilen que se están perdiendo otras grandes películas y no me refiero precisamente a Alfie, Hitch o El Escondite, películas que a pesar de mi gran cinefilia o cinefagia más bien, me estoy negando a ver, algo raro en mi, me estaré volviendo mayor o simplemente soy un vago de mierda? Más bien lo segundo.
Para los que desconozcan de que va la película les diré que está basada en un hecho real (tranquilos están leyendo un blog de cine y no viendo Antena 3 a las 4 de la tarde, no sufran) y recrea la matanza en Ruanda de la tribu hutu contra los tutsis. Una de las mayores matanzas de este siglo, de la que se calcula llegaron a morir casi medio millón de personas y que dado que en Occidente nos importa una mierda lo que ocurra en Africa, fue ignorada por los medios de comunicación, las grandes potencias y por qué no decirlo la propia población.
Don Cheadle es Paul Rusesabagina (apellido que no me hubiera gustado tener en el colegio), un eficaz encargado de hotel, uno de esos tipos que es capaz de meterse a cualquier persona en el bolsillo, gracias a su saber estar y a su afable carácter. Paul es un hutu, que está casado con una tutsi (espléndida Sophie Okonedo), por lo que es neutral más bien en el conflicto racial. Y claro como suele pasar en estas ocasiones, que no es ni más ni menos que la vida real, la guerra estalla y se desencadena la matanza.
El resto de la película asistimos a una historia muy parecida a la de La Lista de Schindler de Spielberg, Paul encierra a todos los refugiados hutsis y hutus que puede en su hotel y mueve viento y marea, con tal de lograr que sobrevivan, contra todos los ataques de la guerrilla hutsi.
El resto de la película es una bajada a los infiernos, literalmente hablando. El director muestra una gran sensibilidad al no mostrar la barbarie de la matanza, dejando al espectador que se conmueva a través de la historia de los supervivientes y no mediante imágenes explícitas del genocidio. Sin embargo lo que más conmueve e indigna, es todo lo que tiene que ver con Occidente en la película.
Lo primero que da qué pensar es la raíz del conflicto. Como bien se es sabido a poco que se haya estudiado algo de historia, África sufrió una gran colonización de europeos, los cuales saquearon literalmente las riquezas africanas y cuando ya hubieron ordenado bien a la vaca, hicieron una nefasta descolonización, dejando el territorio empobrecido y con diversas disputas locales. Uno de los casos más graves fue el de Ruanda, en el que los belgas dividieron a la población en 2, basándose en caracteres físicos (o más bien diría que basándose en lo que les salió de los cojones), dejando a los hutsis en el poder y sembrando la discordia entre los hutus y de paso, dejando los mimbres para el futuro genocidio.
Hay otra frase que dice Joaquin Phoenix en la película, que ciertamente, deja deshecho a cualquiera. El personaje de Don Cheadle habla con él y le afirma que algo tendrán que hacer las autoridades internacionales y las personas después de ver las imágenes de la matanza, a lo que el personaje de Phoenix le responde que posiblemente las personas vean esas imágenes en el telediario durante la cena, digan lo horrible de la situación y sigan cenando. Más duro que cualquiera de las imágenes que nos pudieran mostrar de la barbarie.
No quiero dejar pasar la oportunidad de denunciar el injusto olvido de esta película para todo el mundo, en especial para la academia de Hollywood. Una película igual pero situada en el holocausto nazi hubiera sido la gran triunfadora de los Oscar de esta edición, pero es que como denuncia la película, un holocausto en África debe vender mucho menos que, un genocidio entre los judíos, al fin y al cabo, son éstos los que dominan la Academia de Hollywood y medio Estados Unidos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres