Blogia
Cudeiro´s World

Trey Parker y Matt Stone: Maestros de la irreverencia (II)

Trey Parker y Matt Stone: Maestros de la irreverencia (II) Trey Parker y Matt Stone: Maestros de la irreverencia (II)

Bueno, siento el paron repentino pero ando liado de cojones con varios asuntos. Mi vida ahora mismo es un absoluto caos, mal que me pese, y mas que nada es por falta de tiempo y de ganas para hacer las cosas. Cuando llego a mi casa lo único que me apetece es navegar por internet, con una mano en el paquete y la otra en la nariz, y de vez en cuando ponerme en el dvd alguna peli. Así ando con artículos pendientes de un montón de pelis, que me tengo que currar en una semana de locos.
Bueno repasemos la filmografía de Parker y Stone, tras esta pseudo-introducción:

Cannibal: The Musical: Primera y más extravagante obra de este par de genios. Producida por la legendaria compañía de Lloyd Kauffman, Troma Films, es una obra absolutamente bizarra y no recomendada para paladares finos. Cutre hasta decir basta, y surrealista hasta límites insospechados, ya apunta algunas de las señas de identidad de la pareja.
Especie de parodia-homenaje al musical de éxito en aquellos momentos en América, “Alabama”, la película cuenta la historia más o menos real de Alfred Packer, el primer caso de canibalismo “oficial” de la historia reciente de los Estados Unidos.
La película no es ninguna maravilla es verdad, pero tiene un toque absolutamente bizarro y delicioso, y las jodidas canciones son la mar de pegadizas. En este película también coincidirían con uno de los actores que más amo del mundo, Diane Bachar.
No os perdáis la canción, “Lets build a Snowman” simplemente genial. La película la podéis encontrar en vuestro animal de carga favorito y en dvd en Zona 1, con uno de los audiocomentarios más delirantes que existen (el dvd carece de subtítulo alguno aviso)

Orgazmo: Casualidades de la vida, resulta que el otro día me llego por fin la recién salida del horno, nueva edición de Zona 1 de Orgazmo, la segunda y mucho mejor película del dúo.
Esto me tendría que dar vergüenza contarlo, pero es algo de lo que ya carezco hace tiempo. En mis años mozos (tengo 21, pero estoy muy cascao), yo era gran aficionado a las revistas culturales (lease Playboy y Interviú básicamente), y una vez me compré un Playboy que venía con un reportaje de las películas más calientes del año (obviamente que el reportaje no fue la principal razón de mi compra) y leyéndolo vi una foto de un hombre con una polla una cabeza vestido de superhéroe, tal visión se me grabó en la mente a fuego ( y a quien no). Así que un día en uno de mis continuos paseos por mi antiguo videoclub, me dirigí a la sección de comedia y ahí estaba, en un reluciente VHS, “Orgazmo”, me di dos o tres vueltas, por la sección de Disney (toma disimulo) y decidí coger la cinta, poco menos que silbando. Si no fuera porque el “videoclubero” ya conocía mi afición a alquilarme películas no muy recomendables para mi edad, diría que hasta me dedicó una mirada de desaprobación, pero serían cosas de mi imaginación.
De la película, poco os puedo contar, OBRA DE CULTO. Trey Parker es Joe Young, un mormón que sin quererlo ni comerlo, se convierte en la estrella porno más rutilante de la época, a la vez que combate el crimen en las calles, vestido de Orgazmo con su flagrante Orgazmoreitor. Imprescindible, no se como alguien puede vivir sin ver esta película. Apariciones de Julie Ashton, Chasey Lain, Ron Jeremy y SANCHO, pero sobre todo un personaje grabado en la retina de todos los que la hemos visto CHODA BOY, el gran Dian Bachar, su estilo del hamster perdurará en nuestra memoria colectiva.

Baseketball: Por alguna extraña razón es la película menos conocida del dúo, y de la que se rumorea que reniegan en los mentideros de Hollywood. Dirigida por el rey de la comedia descerebrada Jerry Zucker (a saber responsable de buena parte de la saga Agárralo como puedas, Top Secret o Scary Movie 3), la película es una estupenda parodia al mundo de los deportes americanos. Doug Remer y Coop Cooper son dos matados de la vida, que dedican su vida a rascarse las bolas (me recuerdan a alguien), unos de esos mal llamados por los americanos “losers”. Un buen día y casi sin quererlo, inventan de la nada un juego llamado Baseketball, que es una extraña mezcla entre el basketball y el baseball. Sin que nadie sepa el como y el por qué, el deporte pasa a ser nacionalmente conocido y a ser practicado en todo el país hasta el punto de formarse una liga nacional, con Remer y Cooper de rutilantes estrellas. Es en estas cuando aparece de nuevo el gran Dian Bachar, para regalarnos otro personaje memorable, el gran CANIJO SCOLARI (este Scolari si que es bueno y no el entrenador). Me acuerdo que la primera vez que la vi en un pase del plus, hará tropocientos siglos estuve al borde de ahogarme al no poder dejar de reírme durante ciertas escenas de la película.
Si es verdad, que no tiene la mala leche que tienen otras películas del dúo y es que esta vez solo se dedican a actuar, pero la película es jodidamente divertida, y yo me lo pase genial viéndola, hasta el punto que mis amigos y yo nos juntábamos para jugar partidos de baseketball en las canchas (esto es lamentable o entrañable se lo dejo a su elección).
Mención aparte merecen los Psychofallos, sin duda lo más absurdo, grotesco y genial de la película. Baseketball está editada en DVD por Universal desde hace tiempo a un precio bastante barato la verdad, una obra imprescindible :)

Bueno el artículo me ha quedado más largo de lo que creía, así que esta noche prometo hacer la tercera parte, dedicada a South Park: Más grande, más largo y sin cortes y Team America.

PD: La mierda de Blogia cada dia va a peor, a ver si se ponen las jodidas pilas
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Leandro -

El articulo esta muy bueno, todo lo que sea de estos dos esta bueno, soy de argentina y me pregunto ¿ Cuando se estrenara team america por aqui ?, mientras tanto a esperar.....
Leandro ( Argentina, Buenos Aires )
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres