Blogia
Cudeiro´s World

La agonía más larga del mundo

La agonía más larga del mundo Dos horas de mi vida tiradas por la alcantarilla y con la sensación de haber sido brutalmente desvirgado analmente por un negro de considerables dimensiones (fálicas y no fálicas) y encima haber puesto la vaselina.
Estas cosas me pasan por ingenuo, yo que estaba llevando por la buena senda del frikismo a mis colegas de toda la vida, y les había llevado a ver Napoleon Dynamite, Steamboy, Code 46 y Oldboy (las tres últimas todo un reto al ser en versión original), ahora me ha tocado ver el salvaje reverso de la moneda.
Cuando nos dirigíamos al cine, íbamos discutiendo sobre qué película ver, unos que si El Escondite, otros que si Hitch y yo soltando como quién no quería la cosa que podíamos ver Hotel Ruanda. Y es que la cartelera de marzo no está precisamente para dar muchas alegrías (tan sólo Team America), pero hete aquí un detalle que se me había pasado por completo, esta semana aparte de Alfie, American Splendor, Blade Trinity (que ya habíamos visto todos en el festival de Calle 13), estrenaban una película española llamada “El penalti más largo del mundo”, y casualidades de la vida, mis amigos de la vida cual Tejeros (el militar, no el portero), dieron un golpe de estado y decidieron que hoy íbamos a promover el cine español. Sé que nadie me obligaba a entrar, pero las opciones eran pocas o me metía a ver Hitch, que tampoco pintaba mucho mejor y hacía esperar cuarto de hora a mis acompañantes o directamente me quedaba dos horas haciendo el moñas en un centro comercial con cuatro comercios de mierda. Creo que me arrepiento de no haberme convertido todavía en un ser jodidamente asocial y haber mandado a mis colegas a tomar por culo. Una lástima, porque lo que me esperaba era una de las peores películas que vamos a sufrir este año, sino la peor.
La historia es bien sencilla, un fracasado de la vida pero con gran encanto, se gana la vida como reponedor en un supermercado a la vez que alterna como portero suplente en el equipo del supermercado, que está apunto de subir a segunda regional (sic), pero cuando parece que su vida va a seguir igual de lamentable que de costumbre, en el último minuto del partido decisivo, su equipo comete un penalti lesionándose a su vez el portero titular y héroe del equipo, dejando así el destino de su equipo en sus torpes manos, pero cuando el penalti se va a lanzar la afición del equipo arremete contra el colegiado y el partido se tiene que ver suspendido hasta la próxima semana, donde se lanzará el penalti a puerta cerrada y con los mismos jugadores sobre el campo.
Y a partir de aquí lo interesante, lo que podría considerarse como una anécdota sencilla, se reduce a ver 2 horas del insoportable Tejero haciendo el mismo papel que Aquí no hay quien viva, hablando sobre estupideces a la vez que embaucando a todo el mundo siendo un caradura (imagínense lo gilipollas que tienen que ser los demás personajes para dejarse engañar por un cazurro semejante). El reparto merece mención especial, quitando la pobre María Botto, que no se sabe que coño pinta ahí y Enrique Villén, estupendo secundario de Crimen Ferpecto entre otras y un gran olvidado dentro del cine secundario, el casting es de lo peor que se ha podido reunir en décadas dentro del cine español, con especial atención a Marta Larralde, cuyo único mérito es poner cara de borde (y estar buena), el entrenador, Carlos Kaniowsky, con una actuación tan sobreactuada que hace pensar si habrá estudiado teatro en la misma escuela que Joey Tribbiani y al metrosexual del portero titular del equipo del barrio, que no se como se llama ni putas ganas, pero si se que el cine desde luego no es lo suyo.
Lo mejor de todo, era escuchar como el público no paraba de reírse con las supuestas gracias, gracias por otra parte que se limitaban a hacer chistes sobre los porros y la cerveza (mamá quiero ser guionista de cine español) y a utilizar todos los tópicos existentes sobre los habitantes de los barrios periféricos de Madrid.
Por cierto al final Tejero por supuesto que para el penalti, (2 veces) se lleva a la chica y todos acaban comiendo perdices y siendo felices (menos yo). Sé que os he jodido el final de la película, pero mirarlo por el lado bueno, al menos os he evitado pagar una entrada, para que luego digan que los blogs no tienen ningún tipo de valor social.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

8 comentarios

Chinocudeiro -

Cualquier persona con un mínimo de neuronas. sabría como acaba el final de la película sin necesidad de ir al cine.
¿Cuantas veces ha triunfado el bueno sobre los malos y se ha quedado con la chica?
Esto no es precisamente Shyamalan, no creo que joda a nadie que quiera ir a ver la película.
Graciosillo h4rd? Que lenguaje más l33t destilan algunas por dios.
Bueno, espero que siga perdiéndo su valioso tiempo en este blog

Tu Puta madre -

Tu crítica es perfectamente aceptable, pero me parece que no eres nadie como para chafarle el final a personas que quieran ver la película y que por algún casual hayan pasado por aquí. Eso sí, el papel de graciosillo h4rd lo cumples a la perfección.

Dremin -

Eso te pasa por entrar a ver esos truños, xD.

Vete a ver un largo domingo de noviazgo, que a mi me gustó.

latrescuatro -

chino pero te ha gustado o no, que no me queda claro...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Anónimo -

la próxima vez quédate en casa haciendote una pajuelilla

Anónimo -

Joder me alegro de que me hallas chafado el final, así fijo que me la ahorro.

Yo personalmente odio al actor de marras ¿He dicho actor? Debo de estar volviendome loco. :P

Viru -

Esta sólo la veo si me atan a la silla. Gracias por confirmar lo que me temía.

Skeku -

Jias que cabron...he leido hasta el final y plaf, ya me sé el final xD No obstante no tenía pensado ir a verla pq este personaje me cae ya un poco gordo...a ver si se pasan ya sus 5 minutos de gloria.

Salu2
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres